La Respuesta del Endotelio Vascular a la Inflamación, Hipoxia y Sepsis

Autor(es):  Bismar Jorge Gutiérrez Choque

Resumen: 

Resumen
Las alteraciones de las células endoteliales y la vasculatura desempeñan un papel central en la patogénesis de un amplio espectro de condiciones mórbidas humanas; por ende como células endoteliales, tienen la función clave de participar en el mantenimiento de la funcionalidad capilar. El endotelio está directamente implicado en las enfermedades vasculares periféricas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, la diabetes, resistencia a la insulina, insuficiencia renal crónica, el crecimiento tumoral, la metástasis, la trombosis venosa y las enfermedades infecciosas severas. La disfunción del endotelio vascular es por tanto una característica de las enfermedades humanas. 
La inflamación es una respuesta ante la agresión de un agente lesivo o potencialmente lesivo que puede ser físico, químico o biológico. En la inflamación hay una serie de procesos que tienen como fin la reparación del área afectada, es así que el endotelio responde con cambios vasculares y celulares. Los cambios vasculares se asocian a modificaciones en el calibre y flujo vascular; los cambios celulares, a la expresión de moléculas en la superficie de las células endoteliales que favorecen el paso de células del sistema inmunitario hacia el espacio extravascular. El endotelio participa como sensor activando a los Factores Inducidos por Hipoxia (HIF) en respuesta a la hipoxia. Estos empezarán un proceso de transcripción de las moléculas Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEGF) y Eritropoyetina (EPO) los cuales tienen funciones fisiológicas en respuesta a este estado de baja concentración de oxígeno. En la sepsis el endotelio sufre un estado de disfunción en el cual se encuentra incapacitado de poder establecer un buen tono vascular y un flujo adecuado a los tejidos, ocasionando shock y en última instancia falla multiorgánica. 
En esta revisión, se abordan las principales alteraciones endoteliales que se encuentran en situaciones como la sepsis, la respuesta inflamatoria y el fenómeno hipóxico.
 
Abstract
Alterations in endothelial cells and vasculature play an important part in the pathogenesis of a broad spectrum of human morbid conditions; consequently endothelial cells play a key role in the maintenance of capillary functionality. The endothelium is directly involved in peripheral vascular disease, stroke, heart disease, diabetes, insulin resistance, chronic renal failure, tumor growth, metastasis, venous thrombosis and severe infectious diseases. Therefore, vascular endothelium dysfunctions are a characteristic of human diseases.
An inflammation is a response to the aggression of a harmful or potentially harmful agent can either be physical, chemical or biological. In an inflammation there are a number of processes that aim to repair the affected area so the endothelium responds with vascular and cellular changes. The vascular changes are associated with changes in the size and vascular flow; cellular changes, with expression molecules on the surface of endothelial cells that facilitate the passage of immune system cells into the extravascular space. Endothelium participates as sensor activating the hypoxia-induced factors (HIF), in response to hypoxia, which begin a process of transcribing the Factor molecules Vascular Endothelial Growth factor (VEGF) and erythropoietin (EPO) which have physiological functions in response to this state of low oxygen concentration. In sepsis, endothelium dysfunction undergoes a state in which it is unable to establish a proper vascular tone and proper flow to the tissues, causing shock and ultimately multiple organ failure.
In this review, the main endothelial abnormalities found in situations such as sepsis, inflammatory response and the hypoxic phenomenon are discussed.
 

Texto Completo

Ver en PDF